SÍGUENOS
SIGUENOS
Top

¿Sabes que es el Shibari o kinbaku?

Nos desenvolvemos en un ambiente sensual lleno de erotismo y desconocemos muchas técnicas que podemos utilizar en nuestras habitaciones y cautivar con nuestro encanto y habilidades a nuestros usuarios.

Hoy quiero hablarles de la milenaria práctica del Shibari o kinbaku  con este   nombre se le denomina a un arte desarrollado en Japón en la época medieval. Shibari literalmente significa “restricción”, y kinbaku significa “atar apretado” y que nosotros conocemos como  bondage.

Al principio no tenía ninguna connotación sexual porque era utilizado por los samurái para atar a los prisioneros y aun así demostrarles respeto y se fue transformando en una expresión artística hasta llegar a lo que conocemos actualmente.

El auge del bondege fue a través de “Las 50 sombras de Grey”  pero como hemos visto en esta corta historia data de muchos años atrás, el shibari pone atención, no en la persona en sí, sino en cómo se colocan las ataduras, buscando crear un entorno de intimidad entre la persona que ata y la que es atada y el kinbaku es considerado una expresión artística en la que se crea belleza al manejar el cuerpo humano por medio de cuerdas.

Como práctica sexual estaba reservada para las clases sociales más altas y refinadas del Japón pero prevaleciendo ante todo el espíritu más que la técnica a la hora de realizarlo.

El propósito del kinbaku es dar placer a través de la presión en ciertas zonas del cuerpo  a su pareja. Las personas de personalidades fuertes o poderosas disfrutan de la toma del control.

Para practicar el bondage podemos valernos  de cuerdas, esposas, lazos, corbatas, cintas, collares o cualquier otra cosa que pueda mantener inmovilizada físicamente a la otra persona, sin causarle daño,  las ataduras pueden hacerse en una parte del cuerpo o en su totalidad,

El verdadero placer esta en nuestra  imaginación al saber que somos quienes dominamos la situación en ese momento y que nuestra pareja esta por así decirlo a nuestra disposición  e indefenso  y podemos disfrutar de su cuerpo completamente;  es el  placer de un sexo sin restricciones y sin inhibiciones para ambos, haciendo realidad la fantasía de dominar y ser dominado por el otro, aunque por supuesto con su consentimiento y contando con un alto grado de confianza en el otro y de respeto.

Algunos estudios afirman que  la sensación de inmovilidad al ser atado llega a liberar endorfinas que generan mucho  placer.

Ahora que sabemos un poco del Bondaje solo necesitamos definir qué rol vamos a jugar en la transmisión, si seremos quien dominemos a nuestros clientes o seremos sus sumisas esclavas; bien sea porque hemos compartido esta fantasía con ellos o porque ellos son quienes lo han pedido, ya sabemos con qué elementos debemos contar o que pedirles a ellos que usen en ese momento, hay cosas que no es necesario comprar y que tenemos a la mano como una cinta o una corbata en el caso de ellos.

Después de tener definido tu rol expresa que desearías hacerle detalladamente o que te encantaría que te hicieran a ti, sin temores ni tapujos, para que ambos estén sintonizados en la misma fantasía y complaciéndose totalmente.

También puedes intentar algo más simple y más sensual como  elaborarte un diseño que ya hayas aprendido con lazos o cintas en tu abdomen, senos, o piernas.

Hay lugares por donde es totalmente prohibido pasar la cuerda, por ejemplo alrededor del cuello durante la transmisión puedes ser sancionada por la página porque estas atentando contra tu vida aparentemente o evitando que ocurra algún accidente donde no puedas liberarte por  alguna razón, por eso debes tomar siempre precauciones de no hacer muy fuertes los nudos y que no te apriete demasiado que interfiera con tu circulación.

Usa tu imaginación y disfruta de esta nueva experiencia.

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.